Prominer-Proyectos minerales
Geodas y drusas

JADE

Fórmula química: NaAl(SiO3)2

Dureza: 6,5-7

Peso específico: 3,30–3,40

Raya: blanca

Fractura: Difícil, escamosa

Exfoliación perfecta a 124o en dos direcciones

Sistema monoclínico

Brillo Subvítreo a graso

Pertenece a la familia de los Silicatos

(Inosilicatos)

Grupo de los Piroxenos (Clinopiroxenos)

Pincha sobre la imagen para acceder al jade.

 

 

 

 El nombre de jade proviene del español como      piedra de ijada que significa piedra del costado     por las virtudes atribuidas a este mineral, que se dice que tenía propiedades curativas en las enfermedades renales.

 

     No suele aparecer en cristales sino que se presenta amorfo, dando formas compactas y resistentes, en agregados filamentosos o laminares que dan una buena tenacidad y homogeneidad al jade. El color del jade acostumbra a no ser siempre el mismo.

     Acostumbra a ser blanco, rosado o violeta débil y las manchas verde esmeralda y verde claro son más frecuentes. El jade de color verde esmeralda es muy raro a la par que muy apreciado. Se dice que en los jades verde esmeralda, su color es debido al cromo mientras que en las blanquecinas o verdosas, al hierro.

     Presenta una débil fluorescencia gris azulada con los rayos ultravioleta.

     Cuando es de variedad manchado de verde oscuro produce una fluorescencia intensa de color salmón.

     El valor del jade acostumbra a ser muy elevado ya que las piezas provenientes de China se pueden ir a algunos miles de euros, siempre dependiendo de la pieza, claro está.

 

     HISTORIA

     El jade ha sido apreciado y conocido desde la prehistoria ya que se han encontrado alrededor de todo el mundo los más variopintos utensilios fabricados con este mineral como por ejemplo para cortar, insignias de mando, objetos de culto, ornamentos personales, etc.

     Los chinos siempre han adorado a estas piedras, su pensador Confucio, en los alrededores del año 551 a.C. decía que los jades eran blandos, lisos y brillantes como la benevolencia; compactos, hermosos y fuertes como la inteligencia; de bordes afilados, sin que llegaran a cortar, como la justicia…

     Se puede ver claramente que a esta piedra semipreciosa se le asignaba todo tipo de virtudes. Entre ellas la de curar enfermedades renales. Se decía en China que el jade protegía contra los rayos, es así como solían enterrar un trozo del mineral en los cimientos de las casas.

     En China y en Japón fue donde se consideraba a estas piedras como las más preciosas de todas siendo estos dos imperios los grandes adoradores del jaspe, pero los mayas y aztecas en México también lo utilizaban.

     Una peculiaridad del uso del jade en la antigua China fue la música: se las denominaba piedras sonoras. Se solían colgar en construcciones especiales de madera, esculpidas con motivos ornamentales de carácter fantástico y a posteriori golpeadas con un pequeño martillo de madera gracias al cual obtenían el deseado sonido. Se las llamaba ch’ing que significa buena suerte y normalmente se colocaba delante de la palabra un adjetivo correspondiente con una de las 24 piedras que se utilizaban en el instrumento.

     El pieng-ch’ing que significa piedra sonora era un instrumento que se utilizaba en la antigua China que consistía en 16 piedras colgadas en dos filas. Las piedras tenían forma de L y medían unos 56x43cm, todas de la misma medida aunque de diferente grosor. En la unión entre las dos partes de la L había un pequeño orificio que se hacía servir para colgarlas mediante una anilla metálica.

     Los diferentes tonos de sonido de las piedras del pieng-ch’ing dependían del grosor con que estaban talladas las piedras, pero generalmente el tono era profundo y melódico. Se dice que tan sólo se usaban en ceremonias religiosas y en la corte, donde el propio Emperador cada mañana al despertar tocaba el instrumento. Si otra gente tocaba el instrumento, se consideraba profanación.

     Al haber sido copiados de generación en generación cuidando hasta el más mínimo detalle, los sitemas de elaboración no experimentaron ningún cambio prácticamente en toda la historia salvo los últimos tiempos, entonces se hace una tarea realmente difícil el poder datar a estos jades.

     Tras la llegada de los occidentales a las ciudades portuarias chinas, intercambiándose actividades, comportaron un perfeccionamiento de estos instrumentos gracias a, en parte, los nuevos abrasivos como el diamante o el carborundum. Este cambio radical en los métodos de trabajo trajo consigo un cambio del concepto tiempo para ellos.

     Los chinos no contaban los meses o años que tardaban en acabar un trabajo sino cuán perfecta quedaba su obra.

     Esculpian mediante un torno a pedal con discos, anillas y ruedecillas junto con sustancias abrasiva (arena amarilla, compuesta de granos de cuarzo, arena roja, por granates o polvillo de gema constituido por rubíes machacados procedentes del Tibet o Yunnan. Asimismo las puntas de las barrenas y las cuchillas de las escarpas se cubrían de iguales sustancias.

     El antiguo artista parecía tener una paciencia infinita que daba al objeto un aspecto graso y suave. En los objetos más modernos, era difícil de ver las trazas del utensilio utilizado, como en formas complejas y pronunciados huecos.

     Por los de elevada calidad los chinos pagaban enormes sumas de dinero mientras que por los más modernos objetos, considerados como secos, su precio era bastante más bajo.

     Conforme avanzaban las diferentes dinastías chinas, la escultura del jade se fue dirigiendo hacia un sentido ritual típico de las sutilezas del simbolismo chino. Durante la dinastía Shang-Yin (o 1766 o 1122 a.C.) los jades fueron grandes amuletos rituales y se llegaron a utilizar incluso para tapar los nueve orificios de los difuntos ya que se creía que evitaban la descomposición.

     El grabado en jade también tuvo muchos usos ya que se han encontrado grabados de temática guerrera y noble en dinastías antiguas. También se usaba para escribir y grabar poemas en jade. De origen budista son las ocho figuras de la buena suerte: la rueda, el símbolo de la ley y de la monarquía universal, la concha, representada por un extraño gasterópodo marino que significa la victoria anunciada porla trompeta, el paraguas, que representa el dios de la noche que cubre la tierra con la oscuridad así como el poder de invocar la lluvia providencial, la bandera, representando el trono de Buda, la flor de loto que indicaba la evolución del budismo más allá de la muerte y por tanto la eternidad, el jarrón, los peces, simbolizando la abundancia, el poder y la felicidad del matrimonio y por último las vísceras las cuales representaban la longevidad.

     En la amplísima simbología china se pueden ver animales fantásticos, como por ejemplo el caballo-dragón, leones con forma de perro, luchas de dragones fantásticos entre las nubes y más figuras. Los dragones son las figuras preferidas por los chinos desde la antigüedad. Desde los albores del inicio de la civilización china se encuentran figuras con dragones.

     YACIMIENTOS

     El jade aparece en forma de grandes masas en depósitos aluviales o en las gravas y arenas de los ríos. En rocas de serpentina o de piroxenos aparece en forma de vetas de filón. El yacimiento más importante de jade es el que se encuentra en Birmania en las proximidades de Tawnaw. Hay otros no tan importantes en el Turkestán oriental, en China (Tibet y Yunnan), en México en el valle de Oaxaca, Costa Rica, Venezuela, Alaska o Nueva Zelanda.

 

jade-01

Hilo faceteado de jade

jade-02

Colgante perita de jade

jade-03

Rodados de jade

jade-04

Rodados de jade oscuro "Canadiense"

jade-05

Puntas de jade

jade-07

Dragón de jade

jade-08

Corazones de jade

Pulsera de jade

Pulsera de jade

jade-11

Cruz de jade

jade-14

Colgante de jade oscuro

jade-15

Hilos de jade Taiwaní

jaed-16

Pulseras de jade

jade-17

Chip de jade

   ESOTERISMO

        Se dice del jade que regula el pulso cardiaco. Y que favorece los buenos sueños. Aunque son infinidad las propiedades que se le atribuyen a este mineral tan extendido como valorado en oriente.

  

 

© 2005-2008 Prominer,S.L. Proyectos minerales
C/. Riera d'en Nofre 2F 08970 Sant Joan Despí  BARCELONA, Catalunya, España
Tel : (+34) 934770339 / infoprominersl.com
(Mapa web)